Cómo convivir con un gato ¡y no morir en el intento!

convivir con un gato

¿Cuántas veces hemos escuchado que convivir con un gato es cuestión de vida o muerte?, lo cierto, es que el gato es lo más parecido a un room mate que tendrás en tu vida, ya que por su comportamiento, deberán aprender a convivir en armonía.

Lo primero que hay que tener en cuenta para convivir con un gato, es respetar su espacio e independencia. Los gatos son solitarios por naturaleza y debemos dejar que ellos decidan cuándo y cómo arcerase a vos y no al revés, ya que puede ponerse agresivo y estresarse de tal modo que pueda contraer alguna enfermedad.

Además, a los gatos les gusta descansar en sitios elevados y pueden llegar a dormir hasta 15 horas, por lo que no debes molestarlo por nada en el mundo. Lo ideal será proporcionarle lugares donde él se sienta cómodo y pueda trepar todas las veces que quiera… pero no importa cuánto lo intentes, una caja siempre es la mejor opción.

Otra cosa que podemos tener en cuenta a la hora de convivir con un gato y fomentar el vínculo con él, es que a ellos les encanta jugar, sobre todo si son pequeños, por lo que es conveniente comprarle algún juguete que pueda cazar y volverse locos intentando agarrarlo. ¡Eso sí!, si querés seguir sano, no utilices tus manos para jugar con ellos, ya que podrás recibir varios arañazos muy feroces. Un gato feliz y no aburrido hace a una convivencia mucho mejor.

Como los gatos están muy apegados a su territorio, se les hace difícil el cambio, por lo que no es aconsejable a menos de que sea necesario, ya que les genera mucho estrés. Así que una de las mejores formas de que sea menos caótico, es presentarle el lugar a tu gato antes de realizar la mudanza.

Si bien cuidar de un gato es muy fácil por su gran desapego y espíritu solitario, convivir con ellos es un desafío que todo humano debe asumir.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.