¿Por qué es mejor castrar a nuestra mascota?

castracion

Los beneficios médicos que incluyen la esterilización y castración de los animales de compañía oscilan entre la prevención que incluyen el cáncer testicular, tumores de útero y enfermedades venéreas, es por eso que no hay que tenerle miedo a la cirugía, ya que beneficiará la calidad de vida de nuestro perro o gato.

Lo primero que hay que saber, es que hay una diferencia entre esterilizar a nuestra mascota  y castrarla, ya que por un lado, la castración hace referencia a la extirpación del órgano reproductor mediante una técnica quirúrgica y la esterilización es, simplemente, realizar una ligadura de trompas y una vasectomía para evitar la fertilidad de los animales pero que mantendrán una conducta sexual totalmente normal.

En general, los médicos veterinarios recomiendan realizar la castración, ya que existen muchos beneficios médicos como la prevención del cáncer testicular y uterino, problemas en la próstata, infecciones y hasta embarazos descontrolados entre las perras.

La castración de un animal de compañía no afecta severamente la conducta, sino que simplemente se reducirá el deseo de “marcar” todo su entorno con orina, evitará peleas con otros perros e incluso no correrá riesgos en busca de una hembra en celo. Sin embargo, es importante aclarar que la castración  no afectará de ninguna manera su carácter natural y el amor a sus humanos.

Debemos derribar el mito de que las perras antes de ser castradas deben tener crías al menos una vez, ya que eso es totalmente falso. Lo ideal, es esperar al primer celo para disminuir la incidencia de tumores, infecciones uterinas, etc.

Recordá que la edad ideal para castrar a tu perro es antes de que llegue a la madurez sexual, entre los 6 y 9 meses, siempre siguiendo las indicaciones del veterinario y cuidándolo en el post operatorio.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.