Hipotiroidismo en perros

Al igual que los humanos, los perros pueden desarrollar hipotiroidismo. El hipotiroidismo es un problema en el cual las glándulas de las tiroides no son los suficientemente capaces de producir la cantidad de toxinas necesarias para satisfacer las necesidades del cuerpo. Esto puede traer algunos problemas, pero con el tratamiento adecuado no pasará a mayores complicaciones.

Si bien la tiroxina es una hormona muy importante para el cuerpo porque se desempeña en ayudar al metabolismo a ingerir alimentos (lo que puede generar obesidad), el desarrollo y la reproducción, manteniéndola controlada todo debe estar en orden.

¿Cuáles son las causas más comunes del hipotiroidismo?

  • falta de ejercicio
  • cierto tipo de medicamentos, en especial los que cuenten con corticoides
  • es hereditario

Esta enfermedad es poco frecuente en razas pequeñas y más común en razas medianas o grandes como el Golden Retriever, los galgos y los bóxers. Además, suele afectar más a las hembras que a los machos, ya que ellas son las más vulnerables si no están esterilizadas.

Si tu perro fue diagnosticado con hipotiroidismo luego de todas las pruebas necesarias (muestra de sangre, ecografía en la zona de la garganta, testeo de T4, etc), el veterinario determinará simplemente que tu perro deberá tomar una pastilla diaria durante el resto de su vida para compensar los problemas que yacen en la tiroides. Esta pastilla le proporcionará la hormona que su cuerpo necesita y en consecuencia, notarás cambios en el estado de ánimo y en aspectos físicos de tu mascota.

Un perro con hipotiroidismo puede vivir una vida totalmente normal, plena y feliz, así que no te angusties, acompañalo en el proceso y seguí los pasos que recomienda el veterinario para mejorar su calidad de vida.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.