Muda canina: se acerca el invierno

Se acerca el invierno y una de las características de nuestros perros es que en esta época del año mudan su pelo. La muda es una actividad cíclica del pelo de nuestras mascotas y consiste, en simples palabras, en cambiar de forma masiva el pelo viejo para dar lugar a un nuevo pelaje.

La muda de pelo se realiza dos veces por año y siempre se lleva a cabo de atrás hacia adelante, es por eso que quizás, notes que tu casa tiene más pelo de perro que lo usual.

Para poder ayudarlo a mudar de pelo de forma más prolija (y más limpia para el hogar) el cepillado es clave para eliminar el pelo muerto que sobresale del lomo del perro. Lo más recomendable es hacerlo fuera de la casa para evitar que ésta se ensucie. Además, deberás tener en cuenta que hay distintos cepillos y que deberás elegir el apropiado para tu mascota.

Debés considerar que al momento de cepillar a tu mascota, no debés hacerlo más de una vez al día. No por cepillarlo tres o cuatro veces el perro mudará más rápido su pelaje, de hecho, hasta podés dañar su piel.

Otra forma de ayudarlo, es bañarlo con más frecuencia de la usual, ya que de esa forma lo ayudamos a que el proceso sea un poco más rápido. Se recomienda bañarlo una vez por semana durante el periodo que dure la muda y luego volver a cepillarlo para que renueve el pelo naturalmente.

La muda canina es un proceso natural que sucede dos veces al año y, como todos los procesos naturales, llevan su tiempo.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.