SOS padres: ¿qué hacer cuando los hijos piden una mascota?

Los niños adoran los animales, les encanta jugar con ellos, tocarlos e incluso abrazarlos y, es por eso que no te debe extrañar si tiene interés en incorporar una mascota a la familia.

De hecho, tener un perro o un gato puede ser una experiencia muy beneficiosa para su desarrollo y está comprobado que los niños que tuvieron mascotas de pequeños tienen menos tendencia a la depresión y manejan mejor el estrés, pero hay ciertas cosas que deben tenerse en cuenta para garantizar que ambos disfruten de la compañía del otro.

Para muchos padres la decisión de tener un compañero para su hijo no es fácil e implica una profunda reflexión junto al niño, ya que deberán enseñarle los valores del cuidado animal, el amor, el tiempo de cada uno de los integrantes de la familia y el dinero que se deberá invertir en la mascota.

Los niños deberán entender que traer un cachorro a casa también es tarea de ellos, y que todos tienen su periodo de adaptación. A su vez, puede ser muy beneficioso para que ambos generen un vínculo, se cuiden el uno al otro e incluso puedan desarrollar una personalidad basada en el compañerismo y la confianza.

Luego de establecer algunas normas, lleva a tu hijo con un veterinario para que puedan charlar sobre cuáles son los animales que más se adecúan a su estilo de vida y, de tratarse de un perro o un gato, qué razas convienen para la edad de tu hijo, ya que algunas razas son más pacientes y tolerantes que otras.

Pero lo más importante, es que toda la familia asuma el compromiso de entender que traer una mascota a casa es una alegría, pero también una responsabilidad, ya que, como todo ser vivo, también necesita cuidados, mimos y sobre todo, buena salud.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.