Los mejores tips para pasear con tu gato

Si bien es cierto que un gato no tiene las mismas necesidades que un perro, si pueden pasear como ellos. Es cierto que la diferencia entre un perro y un gato radica, principalmente, en la higiene y la relación con el mundo exterior, pero sin embargo, podés controlar su tendencia “escapista” y hacerlo interactuar con la naturaleza de forma segura.

Antes de de sacarlo a pasear, deberás acostumbrarlo a la correa y que entienda para que se utiliza, ¡no te preocupes si se resiste!, armate de paciencia y con el tiempo, lo entenderá.

-Practicá en un lugar cerrado y seguro antes de llevarlo a la calle.

-A la hora de colocarle el arnés, deberás dejar que lo huela y se familiarice con el. Asegurate de preguntarle al veterinario cuál es el mejor para tu gato.

-Cuando acepte llevar el arnés, agregale la correa y permití que se mueva libremente.

-Caminá junto a él agarrando suavemente la correa, aunque sin forzarlo a que te siga. 

-Los paseos deberán ser breves y en lugares tranquilos, ya que cualquier movimiento atípico puede sobresaltarlo.

– Debe estar desparasitado y con todas las vacunas al día antes de llevarlo fuera de la casa.

-Nunca saques a tu gato sin supervisión, ya que puede encontrarse con un perro y terminar herido.

Si bien es cierto que los gatos no necesitan salir todos los días, algunos suelen ser muy perezosos y eso puede traerles problemas de salud, por lo que lo más recomendable es hablar con tu veterinario para que te recomiende una rutina para controlar la salud de tu gato y llegar a su peso ideal.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.