Cómo preparar a tu perro para la llegada del bebé

Antes del nacimiento del bebé ya todos saben que algo va a ocurrir… todos menos el perro. Y es por eso que pueden modificar su conducta drásticamente con la llegada de un bebé, sobre todo si se sienten desplazados y dejan de ser el centro de atención en el hogar. Es por eso que él también necesita prepararse para su llegada.

En general, los perros suelen adaptarse muy fácil a los cambios e incluso suelen adorar a los niños, pero hay que tomar ciertos recaudos para que socialicen de la forma correcta. Una buena forma de hacerlo, es enseñarle a un perro cómo “suena” un bebé para que no se sienta desorientado y se familiarice son los ruidos típicos de la infancia. Además, podés enseñarle las cosas que usará el recién nacido, como colonias, cremas, elementos de limpieza y hasta su ropita.

No cambies su rutina de paseo, por más difícil que parezca. Si esto ocurre, el perro podría cambiar su forma de ser drásticamente. Además, deberá aprender a diferenciar entre sus juguetes y los del bebé, sino querrá agarrar todo lo nuevo de la casa. Sin embargo, y por más limpio que esté el perro, nunca jamás debes darle el mismo juguete que al niño.

Hay que acostumbrar al animal a que tenga cierto nivel de independencia introduciendo actividades que no requieran de tu entera atención y utilizar juegos interactivos, dejándolo explorar las habitaciones, incluso la del bebé.

Si bien la mayoría de los perros son muy gentiles con los bebés y los admiran todo el tiempo, nunca los dejes solos o sin supervisión, debido a que un exceso del perro puede ser un problema para tu hijo. Conocerse gradualmente y con supervisión es la mejor manera de establecer un vínculo.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.