Cómo prepararse para el parto de tu gata

Si tu gata está esperando gatitos, seguramente no querés perderte nada de esta experiencia y querés acompañarla en el momento más difícil: el parto. Pero algo que tenés que saber es que ellas necesitan tranquilidad cuando dan a luz, por lo que el humano sólo puede propiciarle un lugar cómodo para que tenga a sus crías.

Es muy importante que tengamos el número de un veterinario por si las cosas se complican, pero tenés que saber que ella hará todo el trabajo sola. A veces, los armarios y lugares alejados de mucha gente son ideales para el alumbramiento, debido a que se aíslan y buscan la tranquilidad.

El periodo entre las contracciones y la llegada del primer gatito puede variar entre dos y tres horas, por lo que podés acompañarla en silencio o haciéndole algunas caricias. El tiempo del nacimiento de los gatitos puede variar, por lo que tendrás que ser paciente, ya que pueden tardar todo el día en dar a luz a todos los pequeños felinos.

Cuando el bebé nace, ella lo limpiará enseguida y estimulará su respiración. Además. una vez expulsada la placenta, la gata les cortará el cordón umbilical y hasta puede que se lo coma, debido a que tiene muchos nutrientes que serán útiles para amamantar a sus crías.

Las gatas suelen tener entre tres y cinco gatitos y necesitarán de mamá gata para alimentarse durante todo el periodo de la lactancia.

Es importante que sepas acompañar adecuadamente a tu gata en todo el proceso del parto sin intervenir salvo que tenga alguna complicación, debido a que para ellas es un momento sagrado de conexión con su cuerpo y, sobre todo, de concentración para poder dar a luz a todos sus bebés.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.