Peines y cepillos para tu mascota

El pelaje de tu perro refleja su bienestar físico y mental y es por eso que debemos cuidarlo y dedicarles al menos, media hora por día a retirar el pelo muerto de sus lomos.

Con tantos tipos de peines y cepillos en el mercado, parece difícil elegir el correcto para tu mascota y hasta puede resultar confuso. Por eso, es importante informarse sobre el tema, antes de gastar tiempo y dinero de más y, si todavía existen dudas, consultale a tu veterinario de cabecera.

Muchos cepillos varían por textura y longitud del pelo y la raza, dado que no es el mismo el pelaje en un Border Collie que en un Bulldog Francés.

Existen distintos tipos en el mercado: las manoplas, los peines, los cepillos, el deslanador, la cardina e incluso el sacanudos. Todos ellos cumplen una función particular en base al pelaje de cada mascota, desde el más pequeño hasta el más grande.

En general, los peines permiten la terminación de un desanudado efectivo. Por otro lado, los cepillos sirven para pelajes semi largos y largos, sean lisos u ondulados. Además, ambos pueden ser utilizados tanto en perros pequeños como en razas grandes.

Las cardinas, sirven para desenredar y alisar el pelo. Son recomendables en perros de pelajes con lanas y tendencia a enredarse y en gatos, ya que gracias a su gran agarre no sólo saca el pelo muerto, sino que también masajea la piel. Las manoplas sirven para lavar bien los pelajes rasos, cortos, rectos y sedosos.

El sacanudos se recomienda para perros con abundante pelo o pelo largo, con tendencia a enredarse y formar nudos de gran tamaño, mientras que el deslanador sirve para remover pelo excedente por cambio de pelaje.

Recordá que, especialmente en épocas de muda de pelo, es esencial que cuentes con un buen cepillo para retirarlo y mantener siempre la piel limpia y el pelo sano.

Un pelaje sano hace a un perro más feliz.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.