¡Volemos juntos!

Llega la hora de planear las vacaciones familiares y, por supuesto, seguro elegiremos un lugar súper pet friendly para que nuestra mascota no se quede afuera de compartir la aventura. Viajar con ellos implica vivir nuevas aventuras, pero también es una gran responsabilidad porque debemos subirlo a un avión y asegurarnos de que no sufran el vuelo.

¿Puedo viajar con mi perro en la cabina del avión?

La respuesta es sí. En general, todas las aerolíneas poseen un servicio pet friendly pero con algunas restricciones. Tu perro o gato no debe pesar más de ocho kilos y debe estar cómodo dentro de un bolso transportador de tela para que pueda viajar debajo del asiento de adelante, como un equipaje más.

Además, si tu idea es viajar por el país, deberá tener todas las vacunas al día y un certificado de salud que acredite toda la información de tu mascota: color, tamaño, raza, talla, peso, calendario de vacunación.

Por otro lado, si vas a pasear o a instalarte en el exterior del país, además de toda la documentación antes mencionada, deberás colocarle un microchip, dado a que es uno de los requisitos para que tu perro o gato circule tranquilo en otro lugar desconocido. Es parte de la tenencia responsable y podrías tener una multa de no hacerlo.

El microchip tiene una colocación muy sencilla y se puede realizar en cualquier sucursal de Puppis. Es un pequeño dispositivo del tamaño de un arroz y permite calificar al legítimo dueño, facilitar su recuperación en caso de extravío o robo y acredita la veracidad de los certificados.

¿Debo darle a mi perro algún calmante antes de viajar?

Deberás consultar siempre a un veterinario antes de viajar con tu perro y adecuarlo a la situación. Lo más aconsejable es no drogarlo si la situación realmente no lo amerita, pero, dependiendo la raza y el tamaño, podrás saber si es o no necesario.

¿Y si mi mascota pesa más de 8 kilos?

En ese caso también podes llevarlo, pero deberá viajar en bóveda. Para ello, deberás seguir los mismos pasos solo que, esta vez, la transportadora deberá ser rígida y el animal tiene que poder entrar parado y cómodo.

Recordá siempre llamar a la aerolínea para avisar que vas a realizar el vuelo junto a tu mascota, dado a que los cupos de animales por viaje son limitados.

Por último, colocale una prenda tuya y una pertenencia de tu mascota dentro de la transportadora para que lo sienta familiar y se sienta mucho más tranquilo.

¡Ahora si! a recorrer el mundo juntos.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.