Las garrapatas: no solo una simple picadura

Como todos los veranos, las pulgas y garrapatas son un problema común en los hogares con una mascota, ya que son un parásito que se alimenta de la sangre y cuyo peligro radica en que son los principales responsables de enfermedades infecciosas que pueden modificar gravemente la vida del animal.

De hecho, las garrapatas son un problema cada vez más frecuente en las zonas de campo por el cambio climático y los vientos fuertes, que las llevan de un lugar al otro y pueden alojarse tanto en perros como en gatos que pueden contraer alguna enfermedad transmitida de animales a humanos y así poner en riesgo la salud de todos los integrantes de la familia.

Para prevenirlas, no hace falta más que una visita rápida al veterinario para que te recomiende cuál es el método más eficaz para eliminarlas por completo: algunos médicos recomiendan las pipetas en perros y gatos aventureros que suelen estar fuera del hogar, mientras que otros prefieren las pastillas o bocaditos que eliminan las garrapatas a través del torrente sanguíneo. Existe en el mercado un tercer método de prevención que son los collares.

Si por el contrario, tu perro ya contrajo garrapatas, no sólo deberás desparasitarlo y procurar que se encuentre sano, sino también deberás desinfectar y fumigar tu casa y jardín para que no se propaguen por el aire o el agua. La clave de una buena salud es prevenir y anticiparse a lo que puede suceder.

Junto con la exterminación de las garrapatas existe el baño y la desinfección en los animales: es decir, no sólo deben estar limpios, sino que en las zonas donde fueron dañados se deberá desinfectar la herida para que no pase a mayores.

Así que ya sabés, este verano protegé a tu mascota de todos los parásitos para que pueda disfrutar y no poner en riesgo su salud ni la de tu familia.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.