A pasear! 3 tips para sacar de paseo a tu perro sin estrés.

Los perros adoran los largos paseos en el parque, olfatear todo el camino y correr con las orejas al viento, no solo porque esto le otorga un gran estímulo sensorial sino también porque genera contacto con la naturaleza y disfruta la compañía de su humano favorito. 

En general, los paseos deben realizarse todos los días para que nuestra mascota descargue energía, esté en constante movimiento y evite el estrés. Sin embargo a veces ellos  se pueden mostrar muy inquietos a la hora de salir, aunque lo hagamos de forma frecuente.

Si ves que tu perro está ansioso, ¡No te preocupes! A todos les pasa en algún momento porque adoran correr e investigar, pero podés lograr un paseo libre de estrés con estos tres tips:

  • Acostumbralo a esperar antes de salir de casa. Si es necesario, hacelo entrar y salir varias veces en el mismo momento para que aprenda que antes de salir a jugar y explorar, primero hay que estar calmado y obediente. 
  • Caminá a paso lento, seguro y relajado para que tu perro no sienta tu tensión a través de la correa y entienda que es un momento de ambos donde su humano marca el paso.
  • Acompañarlo con los accesorios adecuados de paseo es ideal. Hay que tener en cuenta que las correas, arneses y collares para perros deben ser acordes a su tamaño y edad. Hay un montón de variedad de talles, formas y colores que están especialmente diseñados para el comfort y la seguridad durante el paseo. Podés encontrar correas cortas ideales para el control de perros grandes, correas extensibles para poder darle a tu perro su espacio o  correas antishock para los que están aprendiendo a dejar de tironear.

Recordá que para pasear con ellos, debes guiarlos con suavidad, deteniéndose siempre que el perro lo necesite y dejarlo que explore la naturaleza. De esta forma, le enviaras a tu perro que no es una situación preocupante y que puede bajar la guardia. 

Puede que  tu amigo peludo presente otros signos además de tironear y mostrarse ansioso por pasear. Si tu perro se muestra muy miedoso en el paseo, se asusta con  bicis, autos y personas, ladra sin parar o se niega a salir a pasear, quizás pueda tener un mayor problema relacionado al trastorno de comportamiento. En ese caso, lo mejor es que te acerques a un veterinario o adiestrador para que te indique cuál es su diagnóstico y puedan lograr que la experiencia de paseo sea agradable para ambos. 

Sabemos que a veces lo que debería  ser una simple caminata puede resultar algo complicado. Pero con el tiempo y adaptación, tanto vos como tu mascota van a empezar a disfrutar de ese rato juntos, solo basta encontrar los mejores manejos,  accesorios y tener muchas ganas para tener mañanas y tardes al aire libre.

  

.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.