Sumar amor: pasos básicos para adopción de un gatito

La felicidad y el amor de nuestro gatito adoptado… ¿quién diría que tanta energía y locura se reduce a una bolita de pelos con ojos saltones y amarillos? Ya le diste play a la aventura, ahora ¡a informarse!

Ante todo, tenés que estar preparado para recibir al nuevo integrante de la familia y saber que los gatitos van a full: corren, saltan, hacen travesuras y de vez en cuando tiran cosas y te miran con cara de soberbia. 

Estos amiguitos peludos necesitan algunas reglas básicas para mantenerse sanos y saludables y sobre todo, activos. En este sentido, la vacunación es fundamental desde los 3 meses hasta 5 para la antirrábica, recordando siempre que la vacuna triple felina debe darse todos los años de su vida para evitar enfermedades graves. 

Además, tu gato adoptado tendrá que adaptarse a la casa y los tiempos de la familia: entrenalo para que tenga una rutina de comida en un lugar seguro y cómodo y déjale siempre agua servida a su alcance (aunque siendo honestos, se trepan a todos lados). 

Los michis, al igual que todos los seres en el mundo, son captadores de energía y suelen estresarse muy rápido incluso si están a gusto. Para que esto no suceda lo más recomendable es hablar con tu veterinario de confianza y que te dé algunos tips para relajarlo y evitar posibles problemas en el futuro.

Por último, pero no menos importante, es que tu gatito al ser tan enérgico, debe tener juegos e interacción con el mundo que le rodea para desarrollar sus habilidades y sentidos. Pueden desde jugar con sogas y ratoncitos de peluche hasta instalar el lleva y trae de objetos como una rutina. 

¡No hay lugar como tú hogar! Y si es con compañía ronroneante, mucho mejor. Adoptá un gato y sumá amor para siempre.

Un comentario

  1. Hola estamos queriendo adoptar una gatita

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.