De cachorros a adultos: cómo lograr la transición en su alimento.

¿Alguna vez reparaste en lo rapidísimo que crecen los cachorritos? Un día son una pequeña bolita con rabito y al otro son un esbelto e imponente perro: eso se debe casi enteramente a la alimentación que le das. 

Como cualquier ser vivo, los perritos necesitan muchos nutrientes y proteínas para crecer sanos, fuertes y felices y eso se consigue con una dieta balanceada para cada estadío de su vida. 

Cuando tu amiguito es cachorro, debe aumentar en promedio, de 40 a 50 veces su peso en sus primeros 6 meses de vida y llegan a alcanzar su tamaño adulto antes de los 18 meses ¡Y sí que llegan rápido! Hay que tener en cuenta que lo que a un ser humano le lleva 16 años en alcanzar casi la altura aproximada de adulto, a tu cachorro le lleva tan solo unos pocos meses. En este período de crecimiento rápido, es donde mayor cuidado hay que tener a la hora de elegir el alimento para cachorro junto a un veterinario. 

Es central darles un alimento especialmente desarrollado para que pueda ser aprovechado por un cachorrito desde sus 45 días hasta ser casi adulto. “Esto sucede gracias a la selección de ingredientes de alta calidad y digestibilidad que son muy necesarios para el exigente trabajo del intestino de un cachorro”, explica el médico veterinario de Infinity, Eduardo H. Cubino y recomienda el alimento Infinity Cachorros ya que cuenta con una dosis extra de vitaminas, minerales, calcio y proteínas para que puedan desarrollar todos sus huesos, músculos y sus órganos al máximo que permite su potencial genético. 

Encontrar la alimentación adecuada para tu bebé peludo no es una tarea más, sino que requiere de nuestra atención y compromiso. Queremos que crezcan sanos y fuertes no solo por dentro también queremos que luzcan así por fuera. “Contar en nuestro alimento con un agregado de Omega 3 proveniente de fuentes sin procesos industriales y completamente naturales como son las semillas de Chía es clave para que la mascota adquiera un excelente metabolismo de los lípidos y obtenga una mejor calidad del pelo y de la piel del cachorro.”, resalta Cubino.

Como el tiempo vuela y a veces amamos tanto las pancitas rosas de los bebés, nos olvidamos de cambiarle la dieta a nuestra mascota cuando ya se convirtió en adulto ¿pero cuándo es esto?: sucede alrededor de los 10 a 12 meses de edad justo después de llegar a su madurez sexual y es ahí cuando gradualmente tenemos que ir cambiando el alimento de cachorro al de perros adultos ya que no es necesario que se alimente con ese plus de proteínas y grasas habiendo terminado con su crecimiento.

No hay grandes riesgos de que un adulto ingiera el alimento de cachorros, pero si ya completó su crecimiento y consume la misma cantidad de balanceado, es probable que pueda tener un incremento inadecuado del peso.

Para no tener este inconveniente y contar con una mayor precisión sobre el momento oportuno de realizar este cambio, siempre es conveniente consultar al veterinario que nos va a saber decir si de acuerdo con su raza, tamaño y actividad, ya es hora de hacer este cambio de alimento que mencionamos.

Los que somos grandes aficionados de nuestros perros, sabemos lo importante que es que su crecimiento sea gradual y de la forma más saludable posible, así que basta de nostalgia y empezá a activar junto a tu veterinario para llevar su alimentación a otro nivel y disfrutar una larga y plena vida tu mascota. 

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.