El lenguaje de los perros y de los gatos

¿Te imaginas poder hablar con tu mascota? ¡En realidad sí se puede! Ellos nos hablan todo el tiempo con sus miradas, con sus colas y con sus gestos corporales. Es su manera de comunicarse entre ellos y con nosotros también y este es un punto muy importante a tener en cuenta para poder tener una “conversación” fluida con nuestro perro o gatito. Por eso, en Puppis te contamos cómo es el lenguaje de los perros y también el lenguaje de los gatos para que te puedas comunicar de la mejor manera con tu amigo de cuatro patas. 

Hablamos del lenguaje corporal, de ese que se expresa con gestos, sonidos y señales para enviarte la información que necesitan para comunicar su estado emocional e intenciones. 

¿Cómo es el lenguaje de los perros?

En el caso de los perros, hay varias cosas que debés observar y te darás cuenta qué es lo que te quiere decir:

Actitud segura y de vigilancia: tu perro se mantendrá quieto y erguido con las orejas relajadas y la cola levantada realizando movimientos suaves y constantes. 

¡Quiero jugar!: las patas delanteras hacia adelante y el cuerpo inclinado son un indicio de querer jugar con vos o con otro perro, también pueden revolcarse en el suelo o levantar una patita. 

Relax, baby: Un perrito accesible y confiado se muestra en el seno familiar, y sus orejas están hacia atrás, al igual que su colita. 

¡Tengo miedo!: la cola entre las patas y el cuerpo bien agazapado, incluso el pelaje puede verse erizado.

Sumiso: evita el contacto visual, le lamen las patas a otros perros y se giran sobre su lomo para evitar la confrontación.

Dominación: sacar el pecho hacia adelante y levantar las orejas, caminará con pasos firmes e incluso puede que intente montar a otro perro.

¿Cómo es el lenguaje de los gatos?

En el caso de los mininos, la comunicación es un poco más confusa, ya que deberás fijarte en sus bigotes y oreja:

Me siento seguro:  su cabeza se mantiene erguida en todo momento, si hace movimientos con la cola lentos es señal de tranquilidad y concentración.

¡Estoy feliz!: tu gato muestra la cola recta y la cabeza totalmente erguida, los bigotes bien estirados y se alegrará muchísimo de verte. 

Miedo: verás que su cola se inflará y sus orejas se ponen para adelante, si mueve la cola rápidamente, está listo para atacar. 

Observa los movimientos de tu mascota como él mira los tuyos y aprendé todo sobre su comportamiento y comunicación.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.