Juegos con perros para el agua

Los perros y el agua van de la mano, ya que al igual que los niños, aman chapotear, revolcarse y sobre todo, pasar un rato muy especial con toda su familia, ya que pocas cosas pueden producir tanta felicidad.

Ya sea en el lago, en la playa o en el patio de casa, podés realizar actividades con tu perro para que no se aburra e incorporar juegos acuáticos para que estén super contentos y fresquitos en el verano.

Plantearemos tres escenarios posibles para que busques un juguete para el agua que se adapte al estilo de vida familiar:

  • En el jardín:

Nada más práctico y accesible que tu propio patio o incluso una plaza, porque es una gran oportunidad para que tu perro aprenda a divertirse sin restricciones y en un lugar seguro. Sólo necesitas juguetes que sean resistentes al agua o que puedan perseguirse, como los frisbees, colchonetas impermeables, pelotas y por supuesto, una toalla microfibra para secarlo bien después y evitar que se formen hongos .

  • ¡De panzaso a la piscina!

¡Qué libertad!… los perros adoran el agua y aman nadar ¿Qué mejor que jugar a “la mancha” o a tirarle un juguete flotante para que vaya a buscarlo? Se alegrará muchísimo del tiempo compartido.

Recordá que, si tu perro se mete a la pileta, luego deberás manguerearlo para que el cloro no perjudique su pelaje. 

Es verdad, la mayoría de los perros son agua fan pero hay excepciones e incluso algunos perros no saben o pueden nadar. Los más conocidos por esta cualidad son los bulldogs. Consultá con tu veterinario antes de jugar en el agua para estar 100% seguro

  • Vamos a la playa o al lago

Aunque a algunos perros les de miedo el mar, se volverán locos al poner sus patitas en la orilla y ver todo lo que está a su alrededor para poder jugar: desde arena hasta juguetes especialmente diseñados para ellos hasta hacer un super heroico rescate.

Muchos aventureros hasta se animan a bucear y nadar “perrito” en los lagos y en el mar, por lo que si tu pero es de esos, deberás colocarle un chaleco salvavidas para evitar accidentes. 

Siempre que estés jugando con tu perro en el agua, no lo pierdas de vista y supervisá sus movimientos para que no se lesione. 

Vayas a donde vayas recordá que:

  • El verano trae mucha aventura y consigo mucha agua, barro y toda la naturaleza que se pueda mezclar en el pelaje de nuestras mascotas… Por eso,  luego del juego podemos relajar con un buen styling . Hay que poner manos a la obra:  shampoo, cardinas y hasta una buena pinza saca garrapatas para asegurarnos de dejarlos desenredados y limpitos al 100%.
  • Si tu mascota toma agua y luego se indigesta podría presentar un cuadro digestivo provocando vómitos y diarreas. Si esto ocurre, ya sabés, acercate a tu vete más cercano para tomar acción lo antes posible.

Ahora sí, ¡no lo dejes afuera! Comenzá a vivir una vida al aire libre, llena de juegos, chapuzones y cuidados a medida.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.