La importancia de la sociabilización en cachorros

A medida que van creciendo, los cachorros comienzan a explorar el mundo que les rodea y a conectar con otros seres vivos. Es que la sociabilización de un peludito es tan importante que, si no se tiene en cuenta, puede repercutir en su vida emocional y física. 

Aquí te daremos algunos consejos para empezar a estimular a tu cachorro y poco a poco, insertarlo en el mundo para que sepa relacionarse con otros perros, con gatitos y otros humanos. 

Nuestro consejo numero uno y el más fundamental de todos, es hacer que nuestro cachorro vea y reconozca otros animales de su misma especie de diferentes tamaños y edades para que comience a familiarizarse con el mundo que lo rodea. Idealmente, los veterinarios recomiendan que este paso se realice en un primer momento dentro de la casa, ya que es un ambiente seguro y luego durante los momentos de paseo en la calle. Los primeros encuentros siempre deben ser con mascotas saludables y con sus vacunas al día. Esto lo va a ayudar a entender que hay otros como ellos y que es posible vincularse mutuamente.

Otra regla primordial, es que tu cachorro debe estar avanzado en su plan sanitario para poder relacionarse correctamente, salvo que se encuentre en el seno familiar. El motivo, es porque de esta forma evitamos la transmisión de enfermedades prevenibles. 

Por último, pero no menos importante, tu peludito debe estar en contacto y relacionarsee positivamente con personas de diferentes edades . Estos encuentros harán que el cachorro entienda y no se asuste al ver algo fuera de su norma.

¿Cuándo comienza la sociabilización?

Es importante tener en claro que esta comienza recién a partir de la tercer semana de vida cuando aún continúan viviendo con su madre quien va a funcionar como guía fundamental en el camino a socializar. Por esto cuando un cachorro es separado de su madre antes de lo debido puede repercutir luego en ciertos hábitos inusuales de comportamiento. Si la mamá los toma por arriba del cuello, por ejemplo, no debés reprimir este comportamiento ya que es su forma de educarlos si es que el cachorro está jugando o comportándose de manera indebida, esta se los va a hacer saber con ciertas acciones físicas. No te tenés que preocupar, ni la madre ni el peque salen lastimados. Es simplemente su forma de comunicarse.

En la cuarta semana es bastante normal, entre otras cosas, que la madre le gruña a sus cachorros. Esto se debe a que en este período les comienzan a salir dientes y por ende comienza la etapa del destete. Gradualmente dejará de amamantarlos, incentivándolos a que comiencen a ingerir alimento sólido.

En la quinta semana ya va a haber juego con todos los dientes completos. Entonces, si uno de los cachorros lastima a otro va a haber «castigo» por parte de su madre. Si no también podemos aplicar una corrección nosotros imitando como lo haría la mamá: sacudiéndolo un poco al dorso del cuello.

¿Es normal si tu cachorro muerde a otros?

Sí, es normal. Pero esto no quiere decir que nos relajemos en instruirlo en su comportamiento. Las agresiones son normales pero no son adecuadas . Por lo tanto se deben corregir, tanto si muerde a otros perros o a nosotros mientras jugamos.

Un tip para el juego con tu peludito : no intentes sacarle su juguete de su boca, esto solo reforzará sus ganas de llevarselo a la boca y no soltar. En cambio, debés celebrar cada vez que suelte su jueguete para así ir fomentando que tu cachorrito abra y cierre la boca y comience a entender la dinámica de tomar y dejar.

Recordá que todos estos encuentros deben ser graduales y de forma constante para que, a lo largo de su vida, esté acostumbrado a convivir con el mundo que lo rodea y mantener una mente y un cuerpo sano y equilibrado, ya que la sociabilización es sinónimo de salud y bienestar animal.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.