El primer año de nuestra mascota

Nosotros, los mascoteros, sabemos más que nadie esa explosión de alegría y misterio que implica incorporar a un nuevo integrante a nuestra familia. La llegada de un cachorro representa aprendizaje y amor, pero resulta fundamental estar atentos a sus cuidados y necesidades esenciales, ya que los primeros doce meses serán claves para el resto de su vida.

Los ejes más importantes planteados por el médico veterinario Eduardo Cubino (N: 4556 MP: 3351) se basan en la nutrición, la vacunación y la desparasitación durante todo este periodo, siendo todos estos aspectos claves para el desarrollo de su talla o altura y su mente. 

Para lograrlo necesitará nutrientes con la cantidad suficiente de proteínas, además de todas las vitaminas y minerales esenciales para un crecimiento correcto”, insistió el especialista, en diálogo con Puppis. 

Además, remarcó: “El sistema inmunológico de un cachorro tiene que estar bien protegido. Deben ser vacunados luego del destete. Es decir, a los 45-50 días de vida, que es la edad en la que pueden desarrollar anticuerpos suficientes con la aplicación de las vacunas”. 

¿Cómo alimentar a nuestro cachorro?

Tal y como lo hacemos con los bebés, los cachorros necesitan una alimentación adecuada para poder crecer de forma completamente sana y equilibrada.

En general y, según los veterinarios, los cachorritos recién pueden acceder a un alimento seco una vez realizado el destete de la madre, entre los 30 a 40 días de vida. En un principio, al nuevo alimento seco hay que humedecerlo con agua porque el animal recién comienza su dentición, y es necesario esperar entre siete y diez días para que lo pueda comer completamente seco y ya con la certeza plena de que está adaptado al nuevo alimento.

Para acompañar el crecimiento, debemos elegir un alimento cuyo ingrediente principal sea de origen animal, tal como es el caso de Infinity Cachorros, que cuenta con 28% de proteínas, 14% de grasa y gran cantidad de minerales y vitaminas.

Este alimento permitirá fortalecer el desarrollo de los músculos para lograr unas articulaciones fuertes y una fuerte solidificación del esqueleto. Sus principales componentes constan de Glucosamina, que asociado a las cantidades correctas de Fósforo y Calcio asegura que tu cachorro logre el máximo desarrollo de huesos y cartílagos que su genética le permita.

Ya quedó en claro que su alimentación es clave para el desarrollo de nuestro simpático y curioso cachorro. 

Recordá siempre que el alimento es solo una parte de su crecimiento, ya que necesitan visitas periódicas al veterinario y una correcta desparasitación

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.