El mejor alumno: tips de Mon Ami para mejorar la conducta de tu perro

¿Alguna vez serviste la comida de tu perro y ni la tocó? ¿Tu mejor amigo se pone muy ansioso cuando estás cenando y manifiesta hambre y molestias? 

Hoy vamos a contarte cómo convertirlo en “El mejor alumno” a través de tres cosas que tenemos en común con nuestros amigos de Mon Ami: el cariño, el respeto y la constancia.

El momento de comer es fundamental para descubrir la conducta de nuestro perro, además de un espacio clave para compartir, construir vínculos y aprendizajes. 

El mejor alumno no es el perro que ofrece una respuesta positiva inmediata ante un estímulo: su verdadero valor está en un trabajo realizado a largo plazo entre el ser humano y su mejor amigo, construido sobre los pilares de la confianza, el premio y la constancia.

Existen distintos productos que nos ayudan a establecer estos puentes con nuestras mascotas y completar ciclos de aprendizaje y conducta. 

Los snacks saludables están relacionados íntimamente con el lenguaje de los perros, que se basan en los premios por sus méritos y respuestas. 

Las recompensas forman parte de su escala de códigos. Los snacks que cuentan con carne fresca son ideales para este proceso, ya que son saludables y muy deliciosos.

En cuanto a los alimentos, el extremo desarrollo del sabor resulta tentador y propone un momento de disfrute. Así es posible lograr aprendizajes e inculcar conductas.

A continuación, una serie de ideas para compartir con “el alumno perfecto”, disfrutando de la familia de productos Mon Ami.

Juegos y aprendizajes con alimento Mon Ami

Una de las experiencias que se pueden explotar al momento de comer es la del olfato. Los juegos de olfato hacen que los perros usen su nariz para encontrar los alimentos que les gustan.

Así, logran relajarse, mantenerse entretenidos y atravesar un momento de estimulación mental.

El team Mon Ami recomienda aprovechar una de las raciones del día para instalar juegos que entusiasmen la búsqueda. 

Su familia de productos prioriza el sabor de forma irresistible y natural, lo que la vuelve ideal para lograr una buena respuesta y mantener la concentración del perro, conectado con la experiencia.

Rutina de aprendizaje con los snacks saludables Mon Ami

Los snacks saludables son un recurso muy útil para compartir con “el buen alumno” y optimizar momentos de aprendizaje. 

Los humanos deberán contar con una lista de tareas como las siguientes:

  • Informarse acerca del comportamiento canino y las nuevas formas de educación.
  • Compartir un paseo diario: se recomienda hacerlo con una correa larga para que el perro pueda explorar su entorno y olfatear.
  • Dedicar 20 minutos diarios para el juego y el esparcimiento, acciones clave que fortalecen los vínculos entre los humanos y sus mascotas.
  • Dedicar 10 minutos de entrenamiento a nuevas habilidades como aprender a sentarse, acostarse, girar o dar la pata.

Los snacks saludables Mon Ami podrán intervenir en episodios como la buena conducta de un perro cuando debe permanecer en silencio, comportarse a la hora de comer o aguardar tranquilo mientras hacemos las compras.

¿Por qué Mon Ami?

Para lograr encuentros memorables, conexiones exitosas y aprendizajes reales es fundamental contar con productos que cumplan con los requisitos de calidad, nutrición y sabor.

El envasado de la familia de productos Mon Ami facilita una conservación óptima del sabor. Para los perros, ¡Mon Ami es muy delicioso! 

Al no humedecerse ni estar en contacto con el exterior, cada fórmula conserva íntegramente sus características tasty y hace que el momento del premio sea muy tentador. 

Pero lo que distingue a Mon Ami son los valores sobre los que sustenta su marca: amor, amistad y respeto por la integridad de perros y gatos. ¿Estás listo para convertir a tu perro en “el mejor alumno” de la pata de Mon Ami?

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.