Cómo cuidar un pez betta

Los peces betta son muy codiciados y muy llamativos por sus colores y sus hermosas y delicadas aletas. Estos pececitos son muy inteligentes e incluso pueden llegar a ser entrenados para hacer trucos gracias a su gran capacidad de observación. Son sociables entre ellos y pocas veces vas a ver uno solo, ya que suelen moverse en cardumen. 

pez betta en pecera

Estos animalitos son tan pero tan especiales, que cuentan con un órgano conocido como laberinto, que les permite respirar el aire de la superficie y hasta pueden llegar a vivir con otras especies sin problemas. 

Peceras para peces betta

Sin embargo, si vas a tener un pez betta, deberás tener en cuenta que su pecera no debe ser demasiado pequeña y que necesitan de un hábitat estimulante y con mucho espacio para nadar. 

De hecho, te recomendamos realizar un ambiente acuático propicio para sus necesidades: con casitas, cuevas o unas plantas para que se sientan seguros y dentro de su hogar. Además, debes tener en cuenta que los machos no deben vivir juntos porque son muy agresivos y pueden lastimarse entre ellos, no así las hembras. 

Antes de tener un pececito de estas características, deberás fijarte como armar su acuario de forma segura, ya que, por ejemplo, necesitan de una pecera con una bomba de agua silenciosa para que no se estresen, además de mantenerlos a temperaturas cálidas y cambiar el filtro periódicamente.

¿Cómo se alimenta a un pez betta?

Los peces betta son muy delicados y solo comen una vez al día. Una porción diaria debería ser suficiente para ellos y para que su salud funcione muy bien, pero no olvides consultar a tu veterinario de confianza cuál es exactamente la proporción, ya que no es bueno sobrealimentarlos. 

Esta especie de pececitos suelen ser muy pero muy sensibles a la luz directa y a los ruidos estruendosos, por lo que te recomendamos mantener su pecera retirada de lo cotidiano, como es el televisor, la radio y el cuarto de los niños. 

Además, es importante no usar agua del grifo para llenar su pecera, ya que puede contener cloro e impurezas que podrían dañarlo. Lo ideal, es que tu veterinario te recomiende cuál es el acuario ideal y como llenarla para que tengan una vida larga y feliz. 

Estos pececitos necesitan de cuidados especiales y, sobre todo, de mucha paciencia, ya que además de ser muy vistosos y coloridos, necesitan de atención como cualquier otro ser vivo. 

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.