¿Los perros pueden comer huesos?

Darle huesos a tu perro puede ser un debate para varios veterinarios. Algunos dicen que son buenos para la salud dental y que sus nutrientes son muy beneficiosos para la salud. Por otro lado, otros afirman que el hueso puede llegar a matar a tu mascota. Entonces, ¿Los perros pueden comer huesos?

perro con hueso

El tamaño del hueso debe ser proporcional a su cabeza.

Hay varias partes del cuerpo de la vaca que los perros pueden comer, como por ejemplo el fémur y la rodilla. Sin embargo, el tamaño debe ser proporcional a su cabeza, dado que los que son muy pequeños pueden ser un riesgo de asfixia o bien causar un trauma oral o en su sistema gastrointestinal renal significativo.

Estar atento cuando tu mascota esté comiendo un hueso

Es importante que siempre que tu mascota esté comiendo un hueso, estés atento a él para que no se lo trague y que sea del tamaño adecuado para su peso, proporción corporal,l y edad y salud bucal: si los dientes estan flojos o en mal estado por más que el hueso ayude a limpiar, puede ser contraproducente. .

Darle de comer antes de darle un hueso

Además, procurá que tu perro haya comido antes de darle un hueso de cualquier tipo, ya sea dental, de cuero o de algún animal, dado que es más peligroso y corren riesgo de que se atraganten con él si están con el estómago vacío.

Consultar con un veterinario

Para estar seguros si los perros pueden comer huesos lo mejor es siempre consultar con tu veterinario de cabecera, que te dirá si es o no adecuado para tu mascota y sabrá guiarte en cuáles te conviene proveerle.

Recordá siempre que la salud de tu perro debe ser prioridad ante sus caprichos, por lo que es un compromiso que deberás tomar siempre que quieras acceder a darle un gusto.

Tené en cuenta que los huesos recreativos que se le des a tu perro deben ser crudos, y deben haber pasado por un proceso de congelación previa, ya que el hueso cocinado puede ser peligroso (al hervirlo se deshidrata, causando porosidad y sequedad en el hueso). Además, tu perro no debe estar con el hueso más de una hora, idealmente hasta 45 minutos, y siempre observar mientras lo consume. 

Escrito por Melina Wajner, veterinaria (MN 9218).

Veterinaria en la UBA. Intensificación en salud pública. Posgrados en medio interno en UCASAL.
Posgrados en Medicina regenerativa en UCASAL. / Posgrado en Medicina tranfusional en UCASAL.
Posgrados en analgesia en UCASAL. / Cursando la especialidad en clínica médica de la UBA.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.