¿Por qué mi gato llora o maúlla mucho?

Muchas veces seguramente te preguntas por qué tu gatito maúlla o llora, si es algo bueno o algo malo. En esta nota te contamos las diferentes razones por las cuales puede ser que tu gato esté maullando.

Los maullidos son una buena manera de conocer el estado de ánimo e incluso la salud de nuestros gatos. Por tanto, debemos prestarles especial atención, ya que es su forma primordial de comunicarse con nosotros.

Los gatos maúllan de forma distinta según lo que les pase o deseen. El nivel de intensidad depende de lo que nos estén intentando comunicar. Cuanto más intenso sea el maullido, más “urgente” es el mensaje que nos quiere transmitir. 

En definitiva, todo un espectro de sonidos. Aprender a escuchar a tu gato es muy importante.

gato maullando

 Aquí algunas de las causas más comunes de sus maullidos o llantos:

  • Un saludo

A veces, un maullido quiere decir simplemente «hola», como cuando llegas a casa o cuando te levantas por las mañanas.

  • Hambre

Esta es una de las causas más comunes que provocan un llanto o maullido constante en el gato. Y no siempre es que tengan hambre, sino simplemente gula. Si este es el problema, no alimentes a tu gato cuando llore.

  • Llamada de atención

Los gatos a veces lo hacen para iniciar el juego, para que los acaricies o para pedirte algo, como una galleta, o lo que sea que tengas en tus manos. También es muy común el maullido cariñoso como pedido de cariño. 

  • Conversa contigo

Muchos gatos “hablan” con sus propietarios, responden con maullidos a los comentarios de sus tutores. Esto es muy comun sobretodo en las razas orientales.

  • Soledad o miedo

Si lo dejaste muchas horas solo, seguramente cuando vuelvas a casa te maullará sin parar. Te está diciendo que está enojado. 

  • Celo

Si tu gato no está esterilizado, los maullidos o llantos serán muy frecuentes. Las hembras aúllan cuando están en celo y los machos aúllan cuando huelen a una hembra en celo.

  • Arenero sucio

Los gatos son animales muy limpios, y si su bandeja sanitaria está sucia te lo hará saber mediante sus maullidos. Intenta mantener su arenero siempre limpio. 

  • Un dolor o una enfermedad

Es complicado saber cuándo los maullidos son indicativos de molestia o dolor, pero debemos prestar atención a otras señales como la apatía o la falta de apetito.

Llevalo a consulta con tu veterinario. Hay muchas enfermedades que pueden hacer que un gato sienta hambre, sed o dolor. 

  • Ya es  «viejito»

Los gatos, al igual que las personas, pueden sufrir signos de confusión mental o disfunción cognitiva a medida que envejecen. Se desorientan y a menudo lloran sin razón aparente, especialmente por la noche. 

  • Estrés

Si ha padecido algo que le ha causado estrés (como la llegada de un nuevo miembro a la familia o una mudanza) es normal que en esos días maúlle o llore más de la cuenta. 

  • Querer salir o llorar detrás de las puertas

Los gatos odian las puertas cerradas, es muy común que lloren para que les abras y puedan ir a explorar otro territorio o salir al jardín. Esto es muy común en los gatos rescatados que no se acostumbran fácilmente a un nuevo ambiente.

  • Se ha perdido por la casa

A veces el gato ha quedado encerrado en alguna habitación o armario y entonces maullara con desesperación pidiendo ayuda.

Escrito por Inés Rosatti, veterinaria (MN 8505).

Veterinaria ( UBA ) – Posgrado 1 y 2 Medicina Felina ( Vetes web )

Especialista en Medicina Felina.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.