¿Por qué mi perro entierra o esconde su comida?

A muchos de los que hemos convivido con perros nos pudo haber pasado que en determinadas situaciones encontremos comida en algún lugar escondido o enterrado, si es que no los vimos en el mismo momento en el que lo hacen.

perro con un hueso

Esta conducta puede suceder por diferentes motivos que pasaré a contar.

Cuando el perro pasó hambre en el pasado

Muchas veces, cuando rescatamos un perrito que no tuvo mucha comida al alcance y pasó hambre, al adoptarlo y darle un hogar, puede que al principio esconda la comida. Esto suele suceder porque los perros son animales de rutina, con lo cual, si previamente no tenían la rutina de comer todos los días, ya que dependían de encontrarla o no, al llevarlos a nuestra casa tardan en darse cuenta que van a tenerla disponible constantemente; con lo cual, muchas veces la esconden o entierran para asegurarse tenerla posteriormente en caso de que escasee.

Esto, con el tiempo, debería dejar de suceder una vez que establezcamos una rutina de comida correcta. 

Cuando compite por la comida con otros perros

Otras veces, lo que puede suceder es que si convive con otros perros u otros animales con los que sienta una competencia por ese recurso (la comida), intenta comer rápido y guarde también otra parte para que no se lo saquen. 

En este caso, hay que realizar cambios en nuestra rutina para que pueda comer tranquilo, y si no lo logramos, pedir ayuda a un profesional veterinario especialista en conducta (etólogo), porque probablemente haya algún otro problema de base además de este que notamos. O de igual forma, si de alguna manera el entorno en el que se encuentra al comer genera alguna situación de estrés, puede suceder algo similar.

Por aburrimiento o falta de estímulos en el ambiente

Puede pasar además, que por aburrimiento o simplemente como juego también lo hagan, o que no tengan enriquecimiento ambiental, es decir, que tengan falta de estímulos visuales, olfativos, desgaste de energía física y/o mental suficiente. En este caso, deberíamos modificar esas situaciones ofreciéndoles por ejemplo paseos diarios, juegos interactivos, desafíos a realizar, para que estén entretenidos y desarrollen estas capacidades.

Y otra de las causas es cuando el alimento que le demos tenga un valor importante para ellos, que suelen ser cosas que no les damos siempre, o cuando le damos huesos de cuero por ejemplo. Suelen guardarlos para otra ocasión. 

Obviamente, como digo siempre, si tu perrito hace esto, siempre consultarlo con tu Veterinario de cabecera para ver si puede llegar a estar cursando con alguna patología y detectarla a tiempo.

Escrito por Virginia Yannibelli (MN 10250)

Veterinaria UBA con Intensificación en Clinica de pequeños animales!
Centro de Formación Veterinaria: Curso de Posgrado en Etología clínica
Facultad de Cs. Veterinarias UBA: Curso de posgrado: «Introducción a la Etología «Facultad de Cs. Veterinarias UBA: Curso de posgrado: «Agresión en perros y gatos «Instituto de Zoonosis Luis Pasteur: Curso de posgrado: «Etología Clínica y Salud Pública: La problemática de la agresividad en caninos y felinos domésticos»

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.