Toxoplasmosis en Nuestros Gatos: ¿Cómo es?

Quizás has escuchado hablar sobre la toxoplasmosis y la peligrosidad que tiene esta enfermedad en los gatitos y, si bien suelen crecer sanos, fuertes y libres de enfermedades, asociarla estrictamente a ellos es un error, ya que de hecho, este contagio puede provenir de los alimentos que se encuentren en mal estado o mal lavados.

persona haciendo mimos a gato

Pero… ¿Qué es la toxoplasmosis?

Esta enfermedad está producida, a grandes rasgos, por un parásito llamado “toxoplasma gondii”, cuya principal forma de contagio se da, casi siempre, por la ingestión de carnes crudas o mal cocidas y verduras mal lavadas por parte del humano. 

Sin embargo y aunque pueda parecer un poco aterrador, no debemos temer, ya que la posibilidad de contagio de toxoplasmosis en un felino a través de un abrazo, una caricia o incluso dormir con ellos es prácticamente nula, aunque puede existir. De todas formas, la enfermedad es casi imperceptible en el humano, aunque debemos saber que sí es peligrosa si una persona gestante está embarazada y contrajo esta enfermedad, ya que puede afectar severamente al bebé. 

Debemos recordar que la principal fuente de contagio es el consumo de frutas y verduras mal lavadas y embutidos. Por este motivo, es necesario que lleves a tu gatito al médico para que te dé un correcto tratamiento de esta enfermedad o te ayude a prevenirla con un buen alimento balanceado. 

¿Puedo evitar que mi gatito se contagie?

¡Si!, claro que se puede… Sólo debés estar atento a la limpieza de las bandejas sanitarias y desinfectarla con agua bien caliente y lavandina. 

Además, la clave está en brindarle un adecuado alimento balanceado y nunca administrarle carne cruda para evitar algún tipo de transmisión. No olvidemos que, como buenos cazadores que son, los michis quieren matar cucarachas y lauchas, que podrían ser una fuente de contagio y es por eso que debemos tener en cuenta el control de plagas. 

Tips para evitar el contagio de Toxoplasmosis

¡Atención! vos también debes tomar algunas precauciones para evitar el contagio. Aquí te daremos algunos pequeños tips:

  • Lavar adecuadamente frutas y verduras antes de consumirlas 
  • Cocinar muy bien las carnes
  • Lavarse correctamente las manos luego de manipular alimentos crudos.
  • Evitar embutidos que no tengan una procedencia certificada y procurá que estén autorizados por ANMAT.
  • Usar guantes al trabajar en el jardín con tierra que puede estar contaminada.

Evitar el contagio de esta enfermedad es una cosa de a dos, tanto vos como tu veterinario de confianza deben unir fuerzas para evitar que esto suceda, brindarle una calidad de vida plena a tu gato y evitar que vos también contraigas la enfermedad.  ¡No te asustes!, es mejor actuar con cautela y amor.

Escrito por Inés Rosatti, veterinaria (MN 9218).

Veterinaria ( UBA ) – Posgrado 1 y 2 Medicina Felina ( Vetes web )

Especialista en Medicina Felina.

Deja un comentario, pregunta o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.